LIPOSUCCION

¿Qué es la liposucción?

Es una técnica quirúrgica que se emplea para corregir depósitos localizados de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo como: abdomen, flancos, espalda, brazos, muslos, caderas, pubis, rodillas, tobillos y papada. Precisamente por ser un tratamiento localizado el candidato ideal para una liposucción es una persona de peso relativamente normal, que posee un exceso de grasa en áreas determinadas con una piel firme y preferiblemente de buena calidad.

El objetivo de las lipoesculturas son moldear el cuerpo permitiendo la máxima definición de los rasgos corporales atractivos de cada persona. En los hombres es muy importante tener la visión masculina adecuada, buscando siempre la triangulación del cuerpo (espalda alta ancha y cintura mas delgada) permitiendo así la mejor definición masculina.

En pacientes con buena calidad de piel y tono muscular adecuado es posible realizar nuestras técnicas de alta definición corporal y poder remarcar y resaltar correctamente los músculos abdominales y lumbares lo cual da resultados mucho más atractivos.

¿Cómo se realiza una liposucción?

La intervención quirúrgica consiste en la extracción de la grasa subcutánea mediante cánulas conectadas a un sistema de vacío e introducidas a través de pequeñas incisiones cutáneas.

Se realiza con anestesia general, dura aproximadamente 1 a 2 horas y las cicatrices son mínimas (3 a 5mm) proporcional al grosor de las cánulas por donde se aspira la grasa.

Esta intervención requiere habitualmente una estancia hospitalaria de un día.

¿Cómo es la recuperación de una liposucción?

En el postoperatorio se suele recomendar el uso continuado de una faja compresiva, lo que contribuye a evitar las irregularidades cutáneas, así como masajes. La incorporación al trabajo se suele realizar en la primera semana posterior al tratamiento y se debe esperar a que pase un mes para comenzar a ver los resultados, al tiempo que se produce la retracción cutánea y disminuye progresivamente la inflamación de los tejidos.

La liposucción no debe considerarse como una cura de la obesidad, sino como una cirugía estética que podrá quitar la grasa acumulada que se encuentra en lugares indeseados y de esta manera moldear y definir el cuerpo.

En las intervenciones de Liposucción todos los factores son importantes y por ello es que nuestro protocolo incluye de manera obligatoria la valoración nutricional, el procedimiento como tal, la faja compresiva, los drenajes linfáticos postoperatorios + terapia con ultrasonido para reducir la inflamación y disminuir áreas de fibrosis, radiofrecuencia para mejorar la calidad de la piel y evitar flacidez y todas las valoraciones necesarias para ir controlando el estado de la piel durante 3 meses. Todo esto lo incluímos en la elaboración del presupuesto porque lo consideramos fundamental para obtener excelentes resultados.