TRATAMIENTO DE LÓBULO RASGADO O DILATADO

¿Qué es el tratamiento de lóbulo rasgado o dilatado?

La cirugía de los lóbulos de la oreja o Lobuloplastia, es un tratamiento que permite la corrección de defectos presentes en el lóbulo de la oreja como orificios alargados o dilatados usualmente ocasionado por pendientes o diferentes ornamentos colocados en esta zona, también permite corregir desgarros del lóbulo o cualquier secuela de traumatismos.

Las expansiones del lóbulo auricular se han vuelto cada vez más populares en la población joven, sin embargo ya sea por entrar al mundo laboral, por presión de los padres o por un deseo propio los pacientes solicitan recuperar un lóbulo auricular de apariencia normal.

¿Cómo se realiza la lobuloplastia?

En primer lugar se valorará la forma del lóbulo y la técnica ideal para corregirlo, en ocasiones el paciente solo requiere la cirugía sobre una de las orejas o la alteración ser diferente en cada una. Los defectos secundarios del lóbulo auricular se clasifican de acuerdo a los límites del agujero y la distancia que existe entre la perforación original y el margen inferior del lóbulo y dependiendo del tipo de defecto se escogen diferentes técnicas de reparación. Es posible realizar un cierre directo del defecto cuando este es pequeño, pero en casos de lóbulos muy dilatados confeccionamos un colgajo especial del lóbulo para obtener un mejor resultado.

Se coloca anestesia local o bloqueo anestésico de la oreja para evitar completamente el dolor y luego se realiza la reparación del lóbulo. Es un procedimiento sencillo que suele durar aproximadamente 1 hora.

¿Cómo es el postoperatorio de una Lobuloplastia?

Las molestias son mínimas y los puntos de sutura se retiran a la semana del procedimiento. El paciente puede reincorporarse a sus actividades el mismo día.

Es recomendable no dormir de lado para evitar la inflamación de la zona intervenida y no utilizar pendientes que requieran orificio por 3 a 6 meses dependiendo de la técnica empleada y de la recuperación de cada uno.