TRATAMIENTO DE OJERAS

Las ojeras pueden ser hereditarias y aparecer desde muy jóvenes, o producirse con el envejecimiento ya que la piel del párpado es muy delgada y los cambios con el paso de la edad se acentúan más en esta zona. Un motivo de consulta frecuente es quejarse de que el rostro parece cansado a pesar de estar bien descansado.

El tratamiento correcto de las ojeras dependerá de establecer un correcto diagnóstico en saber lo que la ocasiona: ¿ojeras oscuras?, ¿ojeras hundidas?, ¿bolsas en los ojos? o una combinación de factores. Te explicamos el tratamiento ideal que ofrece Platinum para cada uno de ellos:

Ojeras hundidas: Rellenos

El párpado inferior debe continuarse desde el borde donde salen las pestañas hasta las mejillas de forma uniforme es decir sin hundimientos ni surcos, la presencia de una depresión o surco en el párpado inferior puede dar lugar a una sombra que no necesariamente es pigmentación de la piel y hasta no corregirlo jamás lograremos tratar la ojera. Para ello el mejor tratamiento es la utilización de rellenos, pero la pregunta aquí sería ¿que relleno utilizar para el tratamiento de una ojera hundida?

– Acido Hialurónico: Consiste en aplicar en la zona del párpado inferior, un gel de ácido hialurónico, con una cánula (no aguja) para rellenar lo que llamamos el surco nasoyugal que es el hundimiento que se forma en el párpado inferior de algunas personas. Este tratamiento se realiza en una sola sesión y durante años ha demostrado una gran eficacia en el tratamiento de las ojeras.
El procedimiento se realiza con anestesia tópica colocada previamente a la realización del tratamiento. el resultado es inmediato siempre buscando un resultado estético y natural. A largo plazo el efecto se mantiene entre 12 a 18 meses.

– Tu propia grasa: Si buscas un tratamiento más definitivo y que la ojera se llene de forma permanente, entonces el tratamiento ideal sería rellenar las ojeras hundidas con tu propia grasa, también llamado lipofilling o injerto de grasa, en este caso obtendríamos la grasa con una cánula muy pequeña en la zona del abdomen o en el muslo, una cantidad necesaria para luego inyectarla con la misma técnica como si estuviéramos utilizando ácido hialuronico. La diferencia entre ambos productos de relleno es que la grasa es tuya, sale de tu cuerpo y puede quedarse rellenando la ojera de forma definitiva.

Ojeras oscuras: Nanofat

El Nanofat es una técnica que utilizamos en el tratamiento de la piel de los párpados, el procedimiento se realiza a través de la obtención de tejido graso con una muy pequeña liposucción, bajo anestesia local, para posteriormente emulsionar la grasa pasando el contenido de una jeringa a otra repetidamente mediante un conector, el líquido resultante es rico en CELULAS MADRES y gracias a sus propiedades podemos utilizarlas para lograr el rejuvenecimiento de la piel, mejorando su textura, disminuyendo la pigmentación e incluso reduciendo las líneas de expresión.

El Nanofat se realiza con anestesia local, ambulatorio y es muy poco traumático. En la zona de obtención del tejido graso las molestias son mínimas y en el área donde se coloca el líquido obtenido se produce una ligera inflamación que se recupera rápidamente. El paciente puede incorporarse a sus labores habituales el mismo día del tratamiento, sin embargo recomendamos no realizar deportes, ni actividades físicas intensas las primeras 48 horas.

Para el tratamiento de las ojeras oscuras también se realizan otros procedimientos como la carboxiterapia, peeling, láser, etc, pero en nuestra experiencia ninguno de ellos ha resultado ser tan efectivo y definitivo como el nanofat. La medicina regenerativa y el uso de nuestros propios tejidos siempre superará los resultados de cualquier tratamiento.

Ojeras y bolsas: Blefaroplastia

En el caso de la presencia de un abultamiento en el párpado inferior y lo que comúnmente llamamos bolsas en los ojos el tratamiento ideal es la Blefaroplastia ya que tratamos la causa que la origina. Las bolsas en los ojos se producen por una protrusión o salida de unos compartimientos de grasa fuera de su sitio, esta malposición de la grasa de los párpados hace que se formen unas verdaderas bolsas en el párpado inferior, por lo tanto la resección o transposición de esta grasa (depende del caso) es fundamental para la corrección de las bolsas en los ojos. Ahora bien, la piel del párpado inferior puede presentarse con flacidez o sin ella y es necesario corregirla en el mismo momento que se realiza la blefaroplastia.

Pero si presentas una combinación de todos los problemas anteriormente descritos el tratamiento ideal sería: Blefaroplastia para corregir las bolsas de los párpados, lipofilling facial para rellenar las depresiones que se forman por debajo de las bolsas y nanofat para quitar la pigmentación y mejorar la calidad de la piel.

En Platinum medical Center realizamos los tratamientos de vanguardia en el mundo ya que nos mantenemos constantemente actualizados con las técnicas más novedosas.