HILOS TENSORES

¿Qué son los hilos tensores?

Se trata de una técnica de rejuvenecimiento facial que permite reafirmar la piel. Los hilos tensores inducen la formación de colágeno y fibroblastos con el objetivo de estirar la piel y reducir su flacidez.

Los hilos son un tratamiento no quirúrgico para la elevación de la piel, basado en la implantación de suturas médicas desarrolladas especialmente para la capa SMAS.

¿Cómo se aplican los Hilos Tensores?

En platinum Medical Center realizamos la colocación de dos tipos de hilos tensores:
Hilos COG e Hilos Doble Aguja.

El procedimiento es rápido e indoloro, se introducen los hilos tensores bajo la dermis, en una sesión estándar se suelen insertar entre 10 y 20 hilos. Una vez colocados, éstos se anclan en el tejido gracias a unas pequeñas espículas que producen una lesión tisular y a su vez la estimulación de la formación de colágeno. Las áreas donde se aplica son: mejillas, contorno mandibular, papada, cuello.
Cada hilo provoca una fibrosis progresiva en el tejido, dando como resultado una piel más firme y turgente.

Los hilos tensores no producen rechazo ni alergias, el material del hilo es Polidioxanona y el efecto creado a partir del nuevo colágeno puede durar entre 12 y 18 meses. Los resultados son progresivos y naturales. A las tres semanas se pueden apreciar los efectos, aunque no es hasta los tres meses cuando el tratamiento alcanza su mayor efecto.

¿Para quién está indicado los hilos tensores?

Está indicado sobre todo en personas que notan la piel del rostro y cuello floja o menos firme pero de forma moderada, no muy acentuada cuando aún es posible realizar un tratamiento no quirúrgico de estiramiento facial.

Para aquellos casos de flacidez más acusada y para pacientes que no quieran realizar un lifting, existe otra modalidad de hilos tensores; son los llamados hilos Doble Aguja. La longitud del hilo doble aguja permite llevar a cabo tratamientos imposibles para el resto de los hilos, con espículas dispuestas en 3D, estos hilos poseen una alta efectividad en la tracción de los tejidos. Se suelen introducir unos 3 a 4 hilos por lado para reestructurar el contorno facial y el tratamiento se realiza con anestesia local. La recuperación oscila entre una a dos semanas. Están indicados en pieles más envejecidas y/o con mayor flacidez.

Los resultados son excelentes y tienen una duración de 1 año.